jueves, 26 de junio de 2008

Silencio

Hoy soy silencio, adormilado y desentendido silencio. El que degustan los pobres provistos de proezas sin futuro. El que cantan los tristes en esperanzas mudas. Ese que hallan los cuerdos antes de enloquecer. Este que se adivina tras preguntas vanas, contestando sin articular gesto. Silencio que, derramado entre labios, aún sigue siendo silencio. Y se vierte en ti cielo abajo; recorriéndote, empapándote, inundándote... Mi cómplice sin habla.

5 comentarios:

fabián morales dijo...

tu silencio y mi silencio han retornado a su habitual orgasmo.

La sonrisa de Hiperión dijo...

de verdad debes de estar loca, porque eres totalmente genial.
Saludos, guapa

loca_poetisa dijo...

Gracias... Mis cómplices de la palabra escrita :o)

ángel bächler dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Euphoria dijo...

Amar en silencio es como relajar el corazón. Me refiero estrictamente al silencio de la comodidad, el mismo que ya conoce lo dicho y el mismo que no esconde nada a pesar de estar mudo y suspendido en el aire.