domingo, 14 de octubre de 2007

temo

Temo a la tristeza, a la soledad. A las tardes sin música. A las noches que callan poemas. Al olvido, a la indiferencia. Al día a día, cuando se avecina desafiante. Al futuro incierto, siempre. A la sumisión complaciente. A la desesperación discreta, que apacigua primero y luego desata tempestades. A la verdad hiriente, a la oportuna mentira... A la objetividad, cuando se encuentra perdida.
Temo a la palabra mal dicha y a la expresión mal hallada. Al encontronazo del ayer y el hoy revueltos, luchando por ser un poco más fuertes arrastrando parte de mí. A la incomprensión, al odio. Al amor castigado, pues siempre es inocente. A la dependencia, si siento su peso. A la libertad también, aunque libre me sienta.
Temo a la equivocación y al acierto. Al dolor buscado y al que llega sin saberlo. A la paz intranquila del no saber que me espera. A la guerra de mis sentimientos, porque la perderé en cualquier caso. Temo temer al miedo, a mí misma, a mis sueños, a mis seres amados. Temo no estar a la altura de lo que me ande esperando.

2 comentarios:

Mephisto dijo...

A veces escuchamos que alguien nos dice - generalmente alguien cercano -, algo como: "eres demasiado delgado/a para salir solo/a a cazar sueños y ponerles tu nombre". A veces uno mismo se dice esas cosas, pero no hay que hacer caso, no hay que perder tiempo en alimentar esos dragones.

Si es que aún tienes miedos, si es que aún frecuentan tus tardes, te envío mis mejores deseos para que esos miedos se disuelvan prontamente.

Que tengas un lindo día, y no olvides de sonreír :)

Un abrazo,

M.

"La paz está en cada paso" - Thich Nhat Hanh

loca_poetisa dijo...

Muchas gracias de todo corazón.

Abrazo correspondido.

E.G.