jueves, 16 de octubre de 2008

Experimento cósmico

A veces me pregunto si soy el alocado experimento natural de un casual latigazo cósmico. Me miro en el espejo y veo la inquietante magna vulnerabilidad de una supernova joven formada por millones de partículas inestables. Canalizo mi energía cargada de electrones que degeneran su masa y se contraen una y otra vez, hasta conseguir que desista mi desambiguación nuclear. Me convierto en estrella estable momentánea y a merced de tu luminiscente nebulosa hambrienta, me dejo atrapar en su suculento campo gravitatorio repleto de tesoros estelares.

5 comentarios:

Anónimo dijo...

Eres un tesoro!!

Pedro Luis Ibáñez Lérida. Sevilla. dijo...

¡¡ Qué alegría...!!

El ritual de La Palabra confraterniza este volver a saber de ti, amiga Eva.
Seguimos en la senda luciente de la cercanía y la proximidad. Gracias por venir de nuevo a nuestro territorio, el que no posee lindes ni términos, simplemente horizonte.

Vuelves con el otoño, cuando la luz es dorada y las castañas se asan.

Besos de vida.

Pedro Luis Ibáñez Lérida.

loca_poetisa dijo...

Gracias a ti, amigo Pedro.
Cierto, el otoño alimenta mi afán comunicativo en mis andanzas hacia ese horizonte.

Beso & abrazo

La sonrisa de Hiperión dijo...

"Me convierto en estrella estable momentánea y a merced de tu luminiscente nebulosa hambrienta,"

Llevaba tiempo sin pasar por aquí, pero que sigues tan genial como siempre.
Un beso!

loca_poetisa dijo...

Antonio, muchas gracias por tus elogios. Sigue siendo tan grata y esperada tu visita por estos lares...

¡Un beso!