domingo, 24 de agosto de 2008

Trabajo de cuerdos

foto: E.G.
Sé que debe ser tan sencillo como respirar: tomar aire y caminar. Lanzar un primer paso entre la curiosidad de lo novedoso y el júbilo de la esperanza. Lo desconocido no puede ser tan temible, seguro que es más que hermoso. Me deslumbraría, si fijamente lo indagara con mi atemorizada mirada llena de viejos prejuicios e indeseados temores salpicados de inexperiencia.

Tal vez esté queriendo pisar sobre mi propias huellas, cuidando no dejar rastro de mis errores. Pero como no es trabajo de cuerdos despistar la evidencia... Aquí me hallo, inmersa en esta espiral de indiferencia inducida a base de pensamientos enrevesados, afilados como puñales que se clavan en mi pecho y en la espalda de quienes me rodean intentando contemplar lo mejor de lo que de mí imaginaron.

3 comentarios:

Valadrak dijo...

Hola. He vuelto por aqui para ver que sigues con tu arte tal y como yo vi por ultima vez. La locura suele ser el primer paso para la genialidad.

Prometo seguir leyendote ahora que por fin he vuelto(y haber si yo mismo actualizo...)

Un saludo.

Pedro Luis Ibáñez Lérida. Sevilla. dijo...

Es un placer volver a reconocer la prenda que trocas por cada jirón que expresas: tu alma. Y lo es, porque en esa búsqueda permanente, se halla el incontenible aliento de la vida.

Me encuentro en casa y tu café me reconforta.

Gracias por este lar lleno de vida.

Un beso de vida.

Pedro Luis Ibáñez Lérida.

La sonrisa de Hiperión dijo...

"seguro que es más que hermoso."
No tengas ninguna duda. Seguro que es mucho más hermoso de lo que pensamos. Muchisimo mas. Sobre todo cuando se haga realidad.
Saludos guapa!
(me encanta)