viernes, 4 de julio de 2008

Luz, silencio y miradas: "la estrella observada"

foto: "la estrella observada" - E.G.

Tumbada en el suelo de mi modesto salón vi una estrella que, por mi balcón, asomaba. Lucía parpadeante e inquieta, con cierta mueca solitaria. Entendí que eran mis ojos su búsqueda y me quedé a contemplarla, algo ausente. Como siempre, despistada.

Zas... diminuto destello. Captó su brillo mi adormilado desvelo, luminiscencia que a años luz de mi casa venía como si nada. Me pareció hermosa, sencillamente. Laboriosa gesta inminente. Una visión por la cual vivir aquel momento en silencio, tranquilamente; huída del mundo, inmersa en el suyo. Se adivinaba tan palpable, tan real, tan cercano... Sugerente.

Envuelta en su lenguaje de multicolor trazo, me quedé en aquel rincón del universo olvidado y durante minutos seguí su estela, sorteando la rotación terrestre, que imparable la alejaba de mi vista en la inmensidad del plano celeste.

Ni soles, ni cometas, ni luceros del alba. Yo observaré cada noche mi estrella añorada, "pequeña" nova desamparada en el espacio; que compartió conmigo luz, silencio y miradas en aquella noche extraña de la que nada esperaba.

5 comentarios:

La sonrisa de Hiperión dijo...

Cierra los ojos, fuerte, y rápico muy rápido, pide algo que quieras tener. No sirbe para nada, pero alivia.
Saludos

Pedro Luis Ibáñez Lérida. Sevilla. dijo...

Te abres a la luz,
frágil luciérnaga,
y pones lo mejor de ti
en cada vuelo nocturno.
Abrazo el momento de reir
en la lumbre de tu mirada.
Cautivada por lo celeste y
el firmamento solitario,
allí la estrella será
cuánto quieras y desees.

Sólo en ti,
pasamos de puntillas
y susurramos tu nombre.

Un beso de vida

Pedro Luis Ibáñez Lérida.

loca_poetisa dijo...

Amigo Antonio:
Claro que sirve y... Mucho. Aunque no hace falta pararse a esperar una estrella para eso :o)

Gracias. Un beso.

loca_poetisa dijo...

Bien dices, querido Pedro. La estrella es y será cuanto yo quiera, devolviéndome miradas en chasquidos destelleantes de complicidad cósmica.

Gracias.
Beso & abrazo :o)

La sonrisa de Hiperión dijo...

Me encanta pasar or tu blog. Me da mucha serenidad, por favor mas entradas...
Saludos