miércoles, 2 de julio de 2008

Alimento de los días

Me siento alimento de los días, pasto de levedades que se ciernen sobre mí. Tentenpié noctámbulo para las horas hambrientas de versos y sueños lejanos, devoradoras de almas que se acercan a los débiles.

De repente, tanto nado en las aguas claras de la abundancia como me hundo en los más turbios lodos de la pobreza, áspera torpeza que ahoga mi aliento en este mediodía absurdo deshabitado de templanza.

Acabo dejando pasar esos instantes vulgares de largo, que de trago amargo estoy saciada. Y a bocanadas me abro paso, aunque algún precio devenga para mis bronquios cansados de tanto esfuerzo respirado entre los malos humos de la calle y esta falsa burbuja de ambiente reciclado.

2 comentarios:

La sonrisa de Hiperión dijo...

La vida pesa... y las horas cuentan... pero para todos. Y no siempre es soportable.
Saludos

JoseVi dijo...

huy :( se lo que sientes pues no me pasa a mi eso muchas veces... Pero asi es la vida y hay que caer, levantarse, caer. Yo me considero luchador sin tregua XD, practico karate y aikido entre semana :) y pronto esgrima antigua los sabados tarde con mi hermano. De profesion soy diseñador autonomo.
Veo tu blog y veo que tenemos bastante en comun,yo tambien me siento en un mundo distinto a mi. No te propongo nada raro, solo conocerte por msn o que te pases por mi blog, esta ambientado en el siglo XVII y es de poesia y pensamientos, como si fuera un caballero del siglo XVII.

Venga pasate y te dejo mi msn por si quieres agregarme

jv.gti@hotmail.com